viernes, 3 de abril de 2009

CUALIDADES de las Personas Creativas

Las personas optimistas se centran en lo que es bueno para desarrollarlo en algo positivo. Lo que llamamos suerte consiste, por lo general, en convertir en consciente una oportunidad o un nuevo significado en una situación, con una actitud que favorece la acción para lograr los objetivos.

Por lo general, el estereotipo del creador es el de alguien anticonvencional, excéntrico, inconformista, individualista; pero la persona creativa no tiene que ser, necesariamente, de esta manera.

En el siguiente apartado muestro una serie de cualidades con las que cuenta toda persona creativa y su correspondiente explicación; pero son sólo un ejemplo de la multiplicidad de cualidades que conforman la personalidad creativa.

  • Flexibilidad: es la capacidad de adaptación a las situaciones nuevas y a los cambios. Se define también como la producción de gran variedad de ideas y alude a la facilidad con que la persona puede pasar de una categoría de respuesta a otra, es decir, usar un mismo estímulo o una misma respuesta para diferentes propósitos.
  • Fluidez: es la capacidad de sacar ventaja de la situación que se está desarrollando y utilizar cada paso de un proceso como una nueva situación que permita evaluar el problema, antes de seguir adelante. Involucra el aspecto cuantitativo de la creatividad, es decir, está relacionado con la fertilidad de ideas o con el número de respuestas dadas en una situación.
  • Único: hace referencia a algo extraordinario, fuera de lo normal.
  • Original: son respuestas no comunes que pueden darse en determinada situación, así como el número y diversidad de soluciones aportadas. Se refiere también a la infrecuencia de una respuesta en un grupo de personas; implica el uso de ideas que no son obvias o banales, o que son estadísticamente infrecuentes.
  • Sensible: el individuo creativo es sensible a los problemas, necesidades, actividades y sentimientos de los otros; además percibe todo lo extraño, inusual o prometedor que poseen las personas, materiales o situaciones con las que trabaja.
  • Redefinición: es la capacidad para reacomodar ideas, conceptos, personas y cosas para trasponer las funciones de los objetos y estímulos de maneras novedosas; se refiere a la habilidad para definir o percibir los objetos o las situaciones de manera distinta a la usual, y se refleja por la improvisación.
  • Análisis: es la capacidad de abstraer los componentes de un proyecto y de comprender las relaciones entre sus componentes, es decir, extraer detalles de la totalidad.
  • Síntesis: es la habilidad de combinar varios componentes para llegar a una totalidad.
  • Autoconfianza: las personas con altos niveles de autoconfianza les gusta asumir nuevos retos en el trabajo, confían en su capacidad para ejecutar con éxito cualquier tarea, y saben mantener y defender sus opiniones (incluso si no es una opinión popular y está cuestionada por los demás). La autoconfianza es una cualidad clave para ser un profesional competente y valorado. Para potenciar esta habilidad, la primera recomendación de los expertos es atreverse a asumir riesgos y perder el miedo a equivocarse. También favorece la autoconfianza el hecho de reflexionar sobre qué opinión se merece ante los demás o incluso preguntarlo directamente.
  • Exigente: aquella persona inconforme, que no se contenta con cualquier cosa.
  • Curioso/Abierto: tiene la capacidad de jugar, el deseo de conocer más y está abierto a nuevas ideas y experiencias. Las personas creativas se caracterizan porque se interesan por todos los aspectos del mundo que los rodea: ideas, eventos mundiales, la naturaleza, las personas, los avances de la tecnología, etc. No se encierran en su mundo, observan y cuestionan.
  • Persistente: actúa con determinación y no se da por vencido fácilmente, es decir, no claudica hasta que resuelve la cuestión.
  • Espontáneo: cualidad de aquellas personas que producen algo por sí solo, sin agentes externos que lo provoquen, es decir, que actúa con naturalidad (sinceramente).

La persona creativa es un ser que tiene fe, que posee la capacidad de creer, de sentir pasión por la vida y por lo que hace. Es perseverante, y frente a las frustraciones encuentra el camino para seguir adelante; busca el sentido de las cosas, el porqué y qué aprendizaje le deja, ya sea en lo positivo o en lo negativo. Cree en la vida y en la trascendencia. Se preocupa y ocupa de su ser y del de los demás; tiene un sentido de vida.

Es un ser que aprovecha su potencial y su energía para vivir y crear; toma conciencia del tiempo, del aquí y el ahora en lo finito que es él y en el compromiso que tiene consigo mismo y con los demás.


CONCLUSIÓN:

Ser creativo supone salirnos de los esquemas que conocemos ya, huir de la zona de comodidad y adentrarnos en espacios que nos supongan retos. Es por esto que una persona que nunca ha cometido un error, nunca intenta algo nuevo, es decir, no llegará a ser creativo.

Me dado cuenta a través de este trabajo que la creatividad es una habilidad que se puede y se debe desarrollar; y que se puede hacer mediante diferentes ejercicios.

- Eduard Punset, en una entrevista de Redes, habla sobre las claves de la creatividad:

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada